Anfibios

Ajolote: qué es y curiosidades sobre el pez que puede caminar

Ajolote

Si hay una criatura que siempre ha atraído el interés de los científicos por sus características biológicas es la salamandra, ya que es el único animal vertebrado capaz de regenerarse. Y, dentro del grupo de estos anfibios, se destaca especialmente el ajolote. Esto es así por sus extraordinarios procesos para regenerar extremidades amputadas y otros órganos y tejidos del organismo. Con el objetivo de que conozcas más a este ser, en este artículo hablaremos sobre el ajolote y sus características principales.

¿Qué es el ajolote?

El ajolote es una salamandra con la característica poco habitual de conservar sus rasgos larvales en su vida adulta. Esto significa que cuando crece conserva su aleta dorsal de renacuajo -que recorre casi la totalidad de su cuerpo- y sus branquias externas. Estas sobresalen de la parte trasera de su ancha cabeza en forma de plumas.

El ajolote reside únicamente en el complejo lacustre de Xochimilco, cercano a la ciudad de México, y difiere de la mayoría de las salamandras en que vive permanentemente en el agua. En casos extremadamente raros, este ser madura y sale del agua, pero en la mayoría de los casos prefieren permanecer en el fondo de los lagos y canales de este lugar.

Regeneración de extremidades

Es destacable que se ha observado, por ejemplo, que si estos animales pierden una extremidad, son capaces de regenerarla en cuestión de semanas, con todos sus huesos, músculos y nervios en los lugares apropiados.

Asimismo, dicen los investigadores que estos seres también tienen la habilidad para reparar su médula espinal cuando esta sufre una lesión. Logran, incluso, que funcione como si no hubiera sufrido daños. Además, sorprendentemente, pueden reparar otros tejidos y curar heridas sin dejar cicatrices.

 Ajolote

Otras características del ajolote

Los científicos están muy entregados en el estudio de este anfibio por sus características de regeneración, principalmente. Aún así, existen otros datos que les llama mucho la atención.

Son transparentes

Según los científicos, los embriones de los ajolotes también son ideales para investigaciones médicas y biológicas. No solo por su tamaño, sino porque son transparentes. Al colocarlos bajo el microscopio se puede ver su desarrollo, la reproducción celular y la formación de la médula, entre otras cuestiones.

Modificaciones genéticas

También son ideales para hacer modificaciones a nivel genético. Por este motivo, el ajolote es un modelo de estudio completo. Estos anfibios pueden depositar entre 100 y 300 huevos, los cuales se adhieren a rocas o a la vegetación acuática. Los bebés ajolotes nacen entre 10 y 14 días después y no reciben ninguna ayuda de sus padres en ningún momento.

Respiran por varias vías

Los cuernos del ajolote no son decorativos, en realidad son branquias por las que respira, aunque el término más correcto es intercambio de gases. También realiza este proceso a través de la boca, la piel y los pulmones. 

Supervivencia del Ajolote

El ajolote es longevo y alcanza hasta 15 años de edad alimentándose de moluscos, gusanos, larvas de insectos, crustáceos y algún pez. Ahora, esta especie, acostumbrada al papel de predador en su hábitat, ha empezado a padecer la introducción de grandes peces en su hábitat, es decir, en los lagos de la zona. Entre las amenazas naturales se cuentan las aves de presa como las garzas.

Cabe destacar también que su población está en declive. El motivo es que la demanda de la cercana ciudad de México ha llevado a drenar y contaminar buena parte de las aguas del complejo de lagos de Xochimilco. También es muy común utilizarlo en el comercio de acuarios. Además, el ajolote asado se considera un manjar en México, lo que ha llevado a que su número se reduzca aun más. Con todo, se le considera una especie muy amenazada.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir