Educación y cuidados Perros

Cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera y pasear con correa

Cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera

Uno de los aspectos más fundamentales del adiestramiento de mascotas para lograr una convivencia tranquila y feliz en el hogar -tanto para el animal como para el resto de miembros de la familia- es ser capaz de enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera. Para lograrlo, lo ideal es hacerlo cuando todavía es un cachorro, especialmente durante los primeros días de convivencia. Cuanto más tiempo pasa sin estar adiestrado, más malos hábitos va adquiriendo, y es más difícil conseguir que abandone viejos vicios a que aprenda a hacer las cosas bien desde cero. Por ello, en este artículo te explicamos cómo enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera y a pasear con correa desde pequeño.

Acostumbrarle a aceptar la correa de paseo, clave para enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera

No vas a poder enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera si no puedes sacarlo a la calle y lograr que esté tranquilo. Si no está acostumbrado a estar atado puede ponerse nervioso y distraerse de su objetivo, y es importante que aprenda que no debe dar tirones y que quien manda eres tú. Por esta razón, es indispensable habituarlo poco a poco a que se acostumbre a pasear con la correa.

Acostumbrarle a aceptar la correa de paseo, clave para enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera

Para ello, lo ideal es empezar dentro de casa, o en un patio si tienes la suerte de tener uno. Coloca algunos premios dentro del comedero del perro, ponle la correa y colócate junto a tu cachorro a pocos metros de la recompensa, de forma que puedas llevarlo con la correa caminando junto a ti hasta el comedero para que se vaya acostumbrando, y ve aumentando la distancia hasta el comedero gradualmente.

Corrígele si pega tirones para que se acostumbre a ir a tu paso, y no al revés. Cuando veas que ya lo domina, sácalo a la calle y recorre pequeñas distancias, dándole premios únicamente cuando camine tranquilo a tu paso.

Cómo adiestrar al cachorro para que no haga sus cosas dentro de casa

Una vez acostumbrado a andar con correa, para enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera es más útil utilizar el condicionamiento por refuerzo positivo (es decir, premiarle por lo que hace bien) en lugar de castigarle por lo que hace mal. Ten en mente que es un cachorro que todavía no sabe controlarse, así que es posible que ocurran accidentes antes de que aprenda a hacer sus necesidades fuera y te arruine algún sofá o te ensucie el suelo alguna vez. Ármate de paciencia y cariño y no te enfades delante de tu perro ni le grites si ensucia en la casa, ya que podría coger miedo a hacer sus necesidades delante de ti, y no podrás adiestrarlo.

No regañes a tu cachorro si hace sus necesidades dentro de casa

Para evitar que eso ocurra y poder enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera desde el principio, tienes que asegurarte de sacar al perro de la casa en las siguientes situaciones:

  • Después comer o beber agua
  • Después de pasar un largo rato masticando un juguete
  • Cuando se despierte (aunque haya dormido poco rato)
  • Cuando acabe de jugar o se calme tras una situación de excitación (por ejemplo, una visita)
  • Si ves que empieza a olisquear los rincones de la casa

Tras estos momentos es cuando más posibilidades hay de que el perro orine o defeque, y aquí empieza la parte del adiestramiento: cuando lo haga, recompénsalo con calma (acarícialo, dale una chuchería y háblale en un tono alegre) para que entienda que lo que ha hecho está bien y que puede y debe repetirlo.

Enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera cuando tú se lo mandes

Cuando hayas repetido este proceso ya unas cuantas veces, da un paso más e intenta enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera cuando tú se lo ordenes. Para ello, tienes que estar atento al momento justo en el que empieza a hacerlo y decir una palabra específica (puede ser «hazlo», «venga», o simplemente «pis» y «caca») cada vez que lo haga.

De esta forma, con el tiempo aprenderá a interpretar ese sonido como una orden para hacer sus necesidades, y te asegurarás de que lo expulsa todo antes de volver a casa. Esto es importante porque algunos perros se guardan el pis para ir soltándolo poco a poco marcando el territorio, y a veces no lo han expulsado todo cuando acaba el paso. Y, si le toca estar muchas horas en casa hasta el siguiente, puede que se lo haga en casa.

Puedes enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera cuando tú se lo mandes

Otras formas de enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera

Método del papel

Cubre la zona cercana a la puerta de entrada con papel (o alguna zona del patio, si lo tienes) y deja allí al cachorro cuando esté solo o cuando creas que le toca hacer sus necesidades. Pronto empezará a asociar el papel con el hecho de hacerlas, e irá a hacerlas allí. Ve reduciendo la cantidad de papel progresivamente hasta eliminarlo, y cuando acuda allí sácalo fuera.

Método del transportín

Si nada más funciona, puedes probar a acostumbrarlo a dormir dentro de un transportín y luego dejarlo dentro durante un rato varias veces al día y sacarlo inmediatamente después a la calle. Por instinto no ensuciará el lugar donde duerme, y es probable que así se acostumbre a hacerlo en la calle.

¡Puntúa este artículo!
Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir