Alimentación Gatos

Alimentos prohibidos para gatos que pueden sentarles muy mal

Descubre los alimentos prohibidos para gatos

Cuando de alimentar a nuestro gato se trata, siempre intentamos asegurarnos de elegir la mejor comida para gatos que podamos encontrar para satisfacer sus necesidades nutricionales. Pero, de vez en cuando, tenemos la tentación de darle chucherías especiales o restos de nuestra comida; y, aunque ellos la disfruten, hay que tener en cuenta que puede ser peligroso porque ciertos alimentos de consumo humano pueden ser tóxicos para los felinos. En este artículo explicamos cuáles son los alimentos prohibidos para gatos que nunca le debes dar.

9 alimentos prohibidos para gatos que debes evitar a toda costa

Cebollas y Ajo

Las cebollas, el ajo, las chalotas y el cebollino pueden dañar los glóbulos rojos de su gato y provocar anemia. Estos alimentos son especialmente venenosos cuando se comen en grandes cantidades, pero la exposición a formas concentradas de cebolla o ajo -como restos de sopa de cebolla o ajo en polvo- también puede ser tóxica.

Carne y huevos crudos

Al igual que los humanos, el consumo de huevos crudos o de carne cruda puede conducir a la intoxicación por salmonela o E. coli en los gatos. Los síntomas de la enfermedad varían, pero pueden incluir vómitos, diarrea y letargo. Además, los huevos crudos también contienen una enzima que puede causar problemas en la piel y el pelo.

Tomate y patatas

Los tomates (especialmente lo verdes) y las patatas contienen un alcaloide venenoso llamado Glycoalkaloid Solanine. Es muy tóxico y puede causar problemas gastrointestinales menores. Algunos alimentos para mascotas contienen tomates, pero son en cantidades muy pequeñas y están maduros, por lo que no representan un problema.

Los gatos no deben comer alimentos prohibidos

Pescado crudo

A casi todos los gatos les encanta el pescado, pero lo cierto es que se encuentra entre los alimentos prohibidos para gatos porque puede causar intoxicación gastrointestinal debido a las bacterias que contiene. También puede destruir una vitamina que es esencial para los gatos: la tiamina, cuya falta puede causar problemas neurológicos a tu gato. También puede causar pérdida de apetito, convulsiones e incluso la muerte.

Masa cruda

Uno de los alimentos prohibidos para gatos más peligrosos es la masa cruda. Si alguna vez has hecho tu propio pan o masa de pizza, sabrás que la masa tiene que subir. Y, si tu gato se come la masa, ésta se crecerá en su estómago y lo estirará al máximo, lo que le causará dolor e incluso podría resultar en la ruptura del estómago y los intestinos.

Además, cuando la masa fermenta, la levadura libera alcohol, que también es muy peligroso para los gatos porque puede inducirles al coma e incluso a la muerte en grandes cantidades. Es muy importante acudir al veterinario lo antes posible si tu gato ingiere masa de levadura.

Chocolate y bebidas con cafeína

Todos hemos oído que el chocolate puede ser fatal para los perros, pero también es igual de venenoso para los gatos. El chocolate y las bebidas con cafeína contienen sustancias llamadas metilxantinas, que pueden causar numerosos problemas de salud para tu mascota: vómitos y diarrea, temperatura corporal alta, temblores musculares, ritmo cardíaco anormal, malestar abdominal, aumento de la sed y convulsiones.

Leche y productos lácteos

Los gatos tienen problemas para digerir la lactosa de la leche, lo que puede causar malestar estomacal o diarrea. La mayoría de los gatos sólo están expuestos a la lactosa de la leche materna cuando son cachorros.

Debido a que los gatitos sólo beben de la leche de su madre durante unas pocas semanas, sus sistemas digestivos a menudo no están equipados para manejar una reintroducción de la lactosa. Por lo tanto, aunque algunos no tienen problemas para tolerar la leche, debemos incluirla por precaución en la lista de alimentos prohibidos para gatos.

Uvas y pasas

Aunque no está claro por qué, las uvas y las pasas pueden causar insuficiencia renal en los gatos. Incluso una pequeña cantidad puede afectar a tu gato, llegando a producir la muerte del animal si no se trata a tiempo.

Los primeros síntomas de que algo va mal -vómitos- empiezan a aparecer en las 12 horas posteriores a la ingestión. Otros signos que pueden aparecer dentro de las 24 horas incluyen letargo, diarrea, disminución del apetito, dolor abdominal y problemas en la micción.

Xilitol

El xilitol no es un alimento propiamente dicho, pero entra dentro de la lista de prohibiciones porque tu gato puede encontrarlo fácilmente por casa e ingerirlo por accidente. Algunos de los productos que llevan xilitol son los alimentos dietéticos, bollería industrial, bebidas isotónicas, chicles, caramelos, gominolas, pasta de dientes o enjuague bucal.

Si tu gato ingiere xilitol, puede provocarle insuficiencia hepática y aumentar el nivel de insulina (lo que reduce los niveles de azúcar). Los primeros síntomas de intoxicación por xilitol son vómitos, pérdida de coordinación y letargo. Los síntomas pueden aumentar a una convulsión y eventualmente resultar en insuficiencia hepática.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir