Pequeños mamíferos

¿Es realmente posible tener una ardilla en casa como mascota?

tener una ardilla en casa

Las ardillas son, sin duda, uno de los animales silvestres ante los que más simpatía muestra el ser humano. Son bonitas, divertidas y, en muchas ocasiones, se acercan a las personas en busca de alguna bellota. Por este motivo, muchas personas se preguntan si es posible tener una ardilla en casa. Con el fin de que aclares tus ideas, en este artículo te aconsejaremos sobre este tema.

Cómo adoptar a una ardilla

Lo primero que debemos saber es la manera adecuada de adoptar a una ardilla. La opción más recomendable es adquirirla en un criador certificado de confianza y adoptarla a partir de los 2 meses de edad, debido a que durante las primeras semanas necesita estar con su madre.

Es sumamente importante hacerlo de esta manera ya que la ardilla, tanto en estado silvestre como las que no son criadas adecuadamente, pueden llegar a contagiar diversas enfermedades (como la rabia) tanto a los dueños como a otros animales dentro del hogar.

Hábitos de vida

En su estado natural, a una ardilla le gusta trepar árboles, roer diferente cosas y escarbar. Además, les encanta estar en espacios abiertos, lugares donde puedan desplazarse libremente y explorar, ya que tienen una naturaleza extremadamente curiosa y disfrutan estando en constante movimiento, correteando de un lado a otro. Asimismo, las ardillas suelen emitir chillidos o ruidos para expresar su estado de ánimo.

Cabe destacar que es muy importante conocer estos hábitos, ya que precisamente hay que adecuar el entorno a sus necesidades. De este modo, deberemos evitar dejarla encerrada durante varios días; tendremos que saber que es aconsejable dejarle algunas ramas dentro de la jaula para que las arañe; y deberemos ser conscientes de que la ardilla estará emitiendo constantes ruidos.

tener una ardilla en casa

Cuidados

Respecto a su cuidado, es un animal que requiere mucha atención. No se debe dejar sola varios días ni tampoco dejarla sin ningún tipo de supervisión dentro de la casa. La razón es que su naturaleza curiosa puede conducirla a correr graves riesgos. Los que han tenido ardillas como mascotas siempre aconsejan que si no se tienen el tiempo y la paciencia necesarios para criar a este animal, es mejor adoptar otro que no requiera tantos cuidados como este.

Alimentación

Si queremos tener una ardilla en casa debemos tener en cuenta su alimentación. Las ardillas comen bellotas, semillas, frutas o nueces. En sus primeros meses de vida, se les puede administrar sustitutos lácteos a partir de una jeringuilla.

Características de las ardillas como mascotas

Las ardillas, una vez acostumbradas al ser humano, ya no van a saber desenvolverse bien con otras ardillas ni vivir en su hábitat. Si nos decidimos por adoptar una, hay que saber que no se puede abandonar después.

Tienen el hábito de morder a las personas si se las molesta mucho o se sienten en peligro. Por esta razón, no es aconsejable que estén en hogares con niños pequeños o personas de la tercera edad.

Comportamiento

Tienen un comportamiento incontrolable; no hay que olvidar que se trata de animales salvajes. Por ello, van a ser más felices si se les deja corretear por la casa.

Las ardillas a veces marcan territorio; al andar suelta por casa, la pequeña mascota orinará en sillones, alfombras y muchos otros elementos caseros.

Sus hábitos son diurnos. Se ejercitan y activan por el día, y duermen durante la noche.

La jaula como elemento necesario

Para tener una ardilla en casa debemos tener en cuenta que estos seres son roedores y, además de un gran espacio de exploración y juegos, necesitan un lugar tranquilo en casa para descansar. Es ideal poner su jaula en un lugar donde no llegue la luz de forma directa.

A estos animales también les gustará tener un nido donde dormir, que puede construirse a base de una caja de cartón y ponerle en su interior telas, paja y algodón.

¡Puntúa este artículo!
Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir