Reptiles

Las 7 serpientes más grandes del mundo que probablemente no conoces

Las serpientes son animales que pueden crear tanta simpatía como terror. Sin duda, son animales fascinantes teniendo en cuenta sus características físicas, en las que destaca su piel, sus ojos, su falta de extremidades y su lengua. Existen numerosas especies y, por este motivo, pueden ser entre sí muy diferentes de tamaño, por ejemplo. De este modo, a lo largo de este artículo hablaremos de las serpientes más grandes del mundo.

Las serpientes más grandes del mundo

Las serpientes son muy distintas entre sí, no solo por su tamaño, sino por otras características como el hecho de que sean o no venenosas, por ejemplo. A continuación, nos vamos a centrar en las serpientes más grandes del mundo.

Anaconda verde

Anaconda verde

Se trata de una de las serpientes más grandes del mundo y, a pesar de no ser venenosa, es muy peligrosa. Es de color verde con franjas negras, pero tiene la capacidad de cambiar de color dependiendo del lugar en el que se encuentre. Respecto a su tamaño, puede llegar a superar los cinco metros de largo.

Se encuentra en América Latina y su especie se ha visto afectada por la venta ilegal de animales exóticos. Puede desplazarse tanto por agua como por tierra. Se alimentan de reptiles, peces, mamíferos… de todos aquellos seres que se acercan a los ríos en los que ellas se encuentran. Normalmente, cazan mordiendo y enrollando su cuerpo en el de sus víctimas. Las más grandes llegan a alimentarse incluso de animales como los venados. En estos casos, pueden permitirse no volver a comer hasta semanas después.

Pitón reticulada

La Pitón reticulada es muy larga. Es la especie más larga que se conoce, ya que, en estado salvaje, puede superar los 10 metros y pesar más de 100 kilogramos. En cautividad, en cambio, raramente superan los cinco metros. Se la denomina reticulada por unas estrías negras que delimitan las manchas hexagonales de color pardo oscuro que se ensanchan en los laterales.

La alimentación de la Pitón reticulada se basa en animales de mayor o menor tamaño (roedores, aves y otros reptiles). Comerá unos u otros en función de lo grande que sea. Las pitones más grandes son capaces de atrapar monos, ciervos grandes, jabalíes, pavos e incluso leopardos.

serpientes más grandes del mundo

Pitón birmania

Se trata de una serpiente muy exótica utilizada por su piel, por lo que son cazadas en su propio hábitat natural. Aunque no tenga veneno, su mordedura puede llegar a hacer mucho daño. Pueden alcanzar una longitud de hasta 6 metros.

serpientes más grandes del mundo

Normalmente son localizadas en Asia y, concretamente, en ríos y en árboles. Al tener dientes tan afilados, apenas tienen límites a la hora de seleccionar un animal u otro para alimentarse. Normalmente, asfixian a sus víctimas con su cuerpo.

Pitón rock africana

Siendo la serpiente más grande de África, la pitón africana de roca tiene un cuerpo largo y grueso, con manchas que cambian de color entre marrón, oliva, castaño y amarillo. La cabeza triangular tiene muchos dientes afilados, curvados hacia atrás. Otra de sus características es que los alrededores de los labios poseen orificios sensibles al calor que utilizan para detectar a sus presas de sangre caliente, incluso en la oscuridad.

serpientes más grandes del mundo

Generalmente, su tamaño corporal es menor en regiones muy pobladas como el sur de Nigeria, alcanzando su máxima longitud en áreas como Sierra Leona, donde la densidad poblacional es baja. Llegan a superar los 7 metros de largo.

No es venenosa

La pitón africana de roca no es venenosa y mata a sus presas por contracción. Después de agarrar a la víctima, la serpiente se enrosca alrededor de ella apretando sus anillos cada vez que la presa respira. Se cree que la muerte es causada por paro cardíaco en lugar de por asfixia o aplastamiento.

Pitón amatista australiana

serpientes más grandes del mundo

La pitón amatista australiana puede llegar a alcanzar hasta los 8,5 metros de longitud. Es de un color marrón y negro jaspeado y debe su nombre a los reflejos del color de su piel. Puede llegar a pesar hasta 90 kilos. Se trata de una serpiente muy fuerte; es capaz de matar animales 4 veces más grande que ella y se alimenta de peces, pequeños mamíferos y aves.

Boa constrictor

serpientes más grandes del mundo

La boa constrictor es una serpiente originaria de América. Se la considera una de las especies más populares entre los amantes de las mascotas exóticas, aunque se desaconseja su crianza en cautiverio, pues son muy peligrosas.

En cuanto al tamaño, sus crías pueden medir entre 30 y 40 centímetros de largo, alcanzando el impresionante tamaño de hasta 5 metros en su edad adulta.

Cascabel muda

Cascabel muda

La cascabel muda es una serpiente venenosa que se puede encontrar en América Central y del Sur. Es famosa por ser una de las víboras más grandes del mundo. Su veneno es letal incluso en ejemplares jóvenes, por lo que se debe tener extremo cuidado al encontrarse con ella. Su piel es marrón con largas manchas negras en la parte superior, y un color crema en la parte abdominal. Su cola posee un pequeño cascabel que vibra cuando se siente amenazada. La serpiente cascabel muda puede llegar a medir hasta 4 metros, aunque lo habitual es que ronde los 2.

¡Puntúa este artículo!
Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir